PASITO A PASITO LLEGAMOS A SALOU

Después de cuatro días en Campello nos ponemos de nuevo en marcha. Poco tenemos que contar de este pueblo. Hemos perreao más de lo que hemos querío. Rafa y Raúl han resultado ser unos anfitriones 10.

Primer sofá que surfeamos
Primer sofá que surfeamos

Hicimos una furtiva visita a la playa. Y pasamos una tarde de lo mejor con Rocío, Rubén y Amélie. Poco más, muy poco más.

tardecita de playa
tardecita de playa
Tarde de cañas
Tarde de cañas

El lunes 17, aún sin demasiadas ganas decidimos partir para Barcelona. Nos preparamos un cartel y nos plantamos en la rotonda de salida de Benidorm. Pasaron un par de horas y un par de policías locales, hasta que por fin nos recogió Terry, un señor inglés afincado en la zona que cada día se desplaza al hospital de Denia para hacer sesiones de quimio. Nos sorprendió el buen humor y talante.

primer cartel de autostop
Primer cartel de autostop

A las cinco de la tarde (como en el poema de Lorca),  paró una chica encantadora, profesora de danza y fabricante de pan ecológico. Nos dejó muy cerca de Gandía, en una rotonda en la que no pasaron más de tres minutos cuando paró una furgoneta. Al acercarme y ver el personal que había dentro estuve a punto de rechazarlos porque eran rumanos, de esos que son tan malos y peligrosos…. Pero con la rapidez mental que nos caracteriza pensamos: ¿serán malos de verdad?, ¿nos estamos dejando llevar por prejuicios burgueses sin sentido?…. total, daba lo mismo, si nos han de asaltar, secuestrar o matar, mejor en casa. Pero resultaron ser más apañaos que las pesetas. Nos trataron de maravilla, nos regalaron naranjas y nos dejaron en la boca de metro de Torrent… ¡65 Km!. No quisieron hacerse fotos porque estaban todo sucios de trabajar en la recogida de la naranja (por cuatro duros que el español listillo les deja después de su buena comisión). En resumen, no querían dar mala impresión en el blog.

Autostop Nematu

Autostop Alma

Como siempre, el Universo se pone de nuestra parte, y al comprar los billetes de metro, la máquina expendedora, además de los tickets, nos devolvió los 5,20€ que costaban. ¡BIEN!

Esperamos un ratejo frente a la Estación del Norte en Valencia hasta que vinieron Fernando y Sandy a buscarnos. Nos llevaron a cenar de tapitas. No dió para mucho más la noche. Sandy y Fernando resultaron ser anfitriones 10.

Estació Nord de Valencia
Estació Nord de Valencia

Waiting Valencia

A la mañana siguiente continuamos con nuestro camino. Cogimos el tren hasta Castellón, no resultaba caro. Una vez allí nos cargamos las mochilas de nuevo y a continuar en autostop. En poco menos de media hora apareció Marcos, que nos llevó a Benicassim.

Con Sandy en estacion Autostop Marcos

Se hizo de noche, esta vez los pulgares no daban resultado y subimos a la estación de tren (a tomar por culo), pero no había trenes…

Momento meditación en carretera
Momento meditación en carretera

Nos acordamos de nuestra compañera Nuria de Escaños en Blanco,  ella es de Castellón, quizá conozca a alguien por aquí, así que le escribimos por facebook. ¡Y enganchamos la ola!. Nos vino a recoger y nos alojó en su casa en Oropesa. ¡Fenomenal!, Tristán y Nuria también resultaron ser anfitriones 10.

Con Nuria y Tristan

Así amanecimos, una semana después de partir, en Oropesa.

Nuria nos dejó en la entrada de la autopista. ¡ERROR!… no pasó un coche en 20 minutos, de modo que nos cargamos las mochilas y nos pusimos a caminar por el arcén de la N-340 en busca de alguna rotonda donde no nos jugaramos la vida y nos diera tiempo de hacer carantoñas a los vehículos. Varios kilómetros y algunas ampollas después llegamos a un área de servicio donde nos paró un señor sudamericano de Murcia que nos llevó cuatro canciones de Celia Cruz más allá. Y nos dejó en una gasolinera en mitad de la nada.

N340

Otra vez caía la noche cuando nos paró ¿Ayun?, un chico marroquí que nos dejó en Benicarló. Ya, casi sin fuerzas, nos subimos en un tren con destino a Salou. Allí nos recogieron Maite y Luismi.

Autostop Ayun

Hoy pasaremos el día en Salou sin hacer una mierda.

Anuncios

4 comentarios en “PASITO A PASITO LLEGAMOS A SALOU”

    1. Totalmente Meribel, en 800 Km nos hemos dado cuenta, rectifico, hemos ratificado que cuanto más humildes son las personas, más solidarias, comprensivas y empáticas son. Los españoles tenemos miedo, mucho miedo… La televisión nos ha hecho olvidar la clase de pueblo que somos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s